El juego con mordedor en cachorros: Beneficios y recomendaciones

Posted By: Naftic Cloud In: Adiestramiento Canino On: Comment: 0 Hit: 387

El juego con mordedor en cachorros es una gran manera de educar a nuestros perros a la vez que jugamos con ellos.

La importancia de la educación en cachorros

Como casi todo lo que está dentro del manejo y la educación en los perros, las cosas hay que hacerlas bien desde que son cachorros y no es una excepción el juego con mordedor, ya que éste no está reservado para perros adultos como piensan muchas personas. De hecho, es en la etapa de cachorro cuando ha de iniciarse, pero esto sí, con las precauciones debidas al tratarse de animales muy jóvenes.

Por supuesto, no hay que caer en el error de pensar que jugar con mordedor hace de un perro que sea más agresivo, sino todo lo contrario. Si se educa el juego de tironear con el mordedor de forma adecuada, ya que jugar a tirar y soltar de una manera controlada, enseñándole que la mano del guía no se puede tocar, hará que el cachorro aprenda a jugar, y que en caso de morder la mano por accidente durante el juego, inhibirá la potencia de mordida y soltará rápidamente. Es por tanto un elemento fundamental para trabajar el autocontrol del animal desde muy pequeño.

Beneficios y recomendaciones del juego con mordedor en cachorros

No debemos desaprovechar esta conducta natural del perro (los cachorros, desde muy pequeños y a casi todos los perros adultos les gusta jugar a tirar) y sí aprovecharla para crear una estructura de juego sana. Además es un juego entre guía y perro que aparte de dar la ocasión de introducir mucho código de comunicación desde su etapa más joven, que ayude a reforzar otras conductas, y a favorecer la subordinación coordinada (el guía decide cuándo y cómo se juega), genera un fuerte vínculo que ayuda al manejo del animal, ya que el guía se convierte en su compañero de juego y, por tanto, en el elemento más importante de su grupo social.

Julius K9: Marca especializada en mordedores para perros

Para jugar con un cachorro de forma adecuada, lo primero que hay que tener en cuenta es qué tipo de mordedor vamos a utilizar para que el perrito muerda. El material que usemos en el entrenamiento de nuestros perros debe ser de calidad y un mordedor no es una excepción. En Trabajo con Perros Adiestramiento no nos la jugamos con este aspecto tan importante, por lo que usamos y recomendamos mordedores de la marca especializada en material de adiestramiento Julius K9, que tiene una gran variedad de mordedores según el tamaño y edad del perro.

Jugar con un cachorro implica que estamos trabajando con un perrito que al principio no tendrá mucho autocontrol, por lo que el tamaño del objeto a morder importa, ya que debe ser lo suficientemente grande como para que no dañe al guía en una prensión descontrolada, pero del tamaño adecuado para que al cachorro no le resulte incómodo hacer presa sobre el objeto. Julius K9 tiene un amplio abanico de tamaños y además los productos se pueden encontrar de una o dos asas. Otro aspecto importante es el material del que esté hecho.

Los cachorros están desarrollando su boca en cuanto a mandíbula y dentición, por lo que el material no puede ser ni muy duro, ni resbaladizo, ni que pueda ocasionar algún enganchón indeseado con piezas dentales. Por esto los mordedores Julius K9 se fabrican tanto en yute, como en cuero, como en tela francesa, todos de alta resistencia y durabilidad.

Para empezar a trabajar con el mordedor, y una vez elegido el tipo de mordedor según el tamaño y edad del perro, empezaremos por motivar al perro para que el mordedor le guste. Para ello activaremos su instinto natural de caza moviendo el mordedor de lado a lado, como si fuera una presa, ya que es el movimiento natural del perro al sacudir su captura. Cuando haga prensión en él seguiremos con movimientos de tironeo, pero siempre en el mismo sentido de lado a lado, y nunca hacia arriba y hacia abajo para evitar lesiones en nuestro cachorro. Una vez hayamos conseguido que el mordedor motive al cachorro, trabajaremos el autocontrol desde primera hora sin permitir que sea el perrito el que lleve la iniciativa. Es bueno que el juego tenga una estructura y empiece con algún comando, como puede ser “¡coge!”.

mordedor cachorros julius k9

Tan importante como que el perrito coja, es que el cachorro suelte..

Para enseñarle a soltar mantendremos inmóvil el mordedor en una posición fija. Introduciremos un comando en ese momento para que suelte, como por ejemplo “¡suelta!”, y lo calmaremos tocando su mandíbula suavemente por debajo. El cachorro calmará de esta forma su excitación y verá que esa situación en la que el mordedor ya no se mueve no es tan divertida y soltará, y justo en el momento en el que suelte se le premiará con un comando de confirmación muy efusivo, como puede ser un “¡muy bien!”, permitiéndole volver a coger el mordedor tras el comando correspondiente, en este caso “¡coge!”.

De esta manera, el cachorro aprenderá que si suelta, vuelve a coger, con lo que el juego es dinámico y divertido. Durante el tironeo, es muy posible que el cachorro emita sonidos de gruñidos. Esto es normal y se debe a un nivel alto de excitación y para nada debe confundirse con una reacción agresiva. En principio no es malo, pero debe ser controlado a través de tono emocional del guía si el estado emocional es de una excitación exagerada, ya que esto no es sano para el cachorro.

adiestramiento cachorro mordida

Comentarios

Deje su comentario